La voluntad – Los mejores consejos sobre cómo dar propina en Londres

Violeta Martínez

Dar propina, la voluntad… llámalo como quieras, lo importante es saber cómo se hace allá donde vayas. En algunas culturas dar propina puede parecer casi una obligación, mientras que en otras puede considerarse hasta de mal gusto.

Se suele suponer que la propina era una costumbre de origen estadounidense que se ha extendido al resto del mundo, no obstante, la propina ha existido en Londres desde el siglo XVII. Una teoría es que el término «propina» (tip en inglés) era originalmente un acrónimo que significa «Para mejorar la rapidez» (To Improve Promptitude). A pesar de ser una tradición milenaria, no hay un conjunto claro de reglas a seguir en el Reino Unido, así que aquí te compartimos algunas pautas que te servirán de guía:

 

1. Dar propina en los restaurantes

Si estás comiendo en un restaurante, entonces dejar una propina es algo totalmente normal y, a menudo, se espera por parte del cliente. En 2019, la propina media es del 10-15%, aunque si sois un grupo grande, en algunos lugares agregarán automáticamente un cargo por servicio, así que… ¡tienes que estar atento cuando llegue la cuenta!

Excepciones a esta regla: si tuviste una gran experiencia y quieres dejar más propina ¡adelante! Tu camarero NUNCA se sentirá ofendido porque le des una propina mayor, al contrario, lo más probable es le alegres el día. ¿Que le quieres dejar un Rolex en la bandejita de plata? Eso ya depende de ti…

Por otro lado, si tuviste una experiencia desagradable, si la comida estaba malísima o te gruñeron cuando pediste un vaso de agua, tienes todo el derecho de plantear esto al personal del restaurante y reflejarlo en la propina. Sin embargo, la mayoría de los británicos simplemente dejarían la propina de todos modos y luego se pasarían el resto de la noche echando pestes por la injusticia sufrida.

 

2. Propinas en bares y pubs

Si estás en un bar pidiendo un par de bebidas, entonces el barman no tendrá expectativas de recibir propina, pero eso no quiere decir que no puedas dejarla.

Por otro lado, si te sientes generoso, puedes decir «y una para ti» (and one for yourself), lo que generalmente significa que se cobrarán un par de libras más. En los viejos tiempos, el barman literalmente podía servirse medio litro de cerveza y bebérsela mientras trabajaba, pero… como puedes imaginar, esto a menudo resultaba en que el barman terminaba la noche borracho como una cuba y, por ende, mucho menos efectivo en su trabajo.

 

3. Cócteles

Si pides un cóctel elaborado y estás disfrutando de ver a un mixólogo arrojando botellas al aire, mientras mezcla los ingredientes con pétalos de flores cuál científico loco, y te sirve la copa dentro de una cáscara de pomelo seca, entonces podría decirse que es un servicio que constituye un espectáculo en sí mismo y, por lo tanto, digno de un extra. ¡Deja propina!

 

4. Propinas en los taxis

Los taxistas no tienen muchas expectativas de recibir propinas, pero las agradecen. No te compliques calculando el 10% de la cantidad a pagar mientras tu familia se aglutina esperando en una de las concurridas calle de Londres. La mayoría de los londinenses solo añaden una libra al total o redondean a una cantidad fácil. Si la tarifa del taxi era de 8.90£, entonces es mucho más sencillo pagar simplemente con un billete de 10£ en lugar de quedarse esperando el cambio. Aunque, una vez más, si tuviste una buena relación con el conductor, disfrutaste de la experiencia y quieres mostrar tu agradecimiento, no te cortes, el taxista no te perseguirá furioso indignado por el ingreso adicional.

 

5. Propinas en las cafeterías

En el centro de Londres hay cafeterías hasta donde alcanza la vista. En la mayoría de ellas verás que tienen un bote de cristal o tazón en el mostrador donde puedes dejar una propina; esta siempre es bienvenida, pero al igual que hemos dicho en casos anteriores, no se espera. Las primeras propinas en cafeterías comenzaron a darse hace unos 400 años, entonces… ¿por qué no mantener viva la tradición y echar algo suelto en un frasco de cristal como agradecimiento?

 

6. Propinas a los guías turísticos

Mientras que estás de visita en Londres, probablemente tendrás planeado visitar algunos de los increíbles sitios de interés histórico de la ciudad y, una de las mejores maneras de hacerlo, es en un recorrido a pie. Si es así, has venido al lugar indicado, SANDEMANs te tiene cubierto. Si estás haciendo un tour a pie en Londres, hay dos factores a tener en cuenta cuando se trata de dejar una propina.

  • Tours de pago

Si has pagado la entrada por adelantado, entonces el guía no tendrá la expectativa de recibir propina por sus servicios, aunque si el guía hace gran trabajo y quieres mostrarle que estás encantado con sus servicios, entonces, sin lugar a dudas, déjale una propina al final del recorrido. El guía siempre te estará agradecido por el ingreso extra.

Si vas a realizar un recorrido «basado en propinas», el guía dependerá por completo del dinero que reciba al final y, de lo contrario, estaría trabajando de forma no remunerada. Si lo pasaste de maravilla, si el guía capturó tu atención y te contó algunas historias fantásticas de una manera entusiasta y cautivadora, entonces, déjale una propina en concordancia a tu nivel de satisfacción ¡no hay límites!

 

7. Hoteles

La propina puede variar mucho según la clasificación por estrellas del hotel pero, en general, si un botones te ha llevado las maletas, la cantidad sugerida es de 2£ por pieza de equipaje, o si se trata de un alojamiento de lujo y glamour de 5 estrellas, se pueden esperar 5£ por bulto (en cuyo caso, tal vez debas considerar ir ligerito de equipaje).

Una vez más, el equipo de limpieza de un hotel no espera recibir propina, pero es bastante común dejar un poco de dinero en efectivo cuando se abandona la habitación como agradecimiento.

En resumen, si te sientes generoso y estás contento con el servicio que estás recibiendo, no te contengas, ponte a repartir billetes como si fueran del Monopoly, pero recuerda que no es un impuesto, sino una oportunidad para mostrar tu agradecimiento por un trabajo bien hecho.

 

Texto original de John Sheerman. Traducción y adaptación de Violeta Martínez.

SEGUIR DESCUBRIENDOblogs

De vuelta al blog
#SANDEMANSTOURS

Comments

Add your comment

SANDEMANs últimas noticias