El placer de tomarse una pinta: guía rápida sobre la cultura de los pubs en Londres

Violeta Martínez

Estás de visita en Londres y muy emocionado/a haciendo planes para ir de compras, ver algún musical y hacer nuestros famosos tours a pie. Pero… ¡un momento! Se te está olvidando una de las experiencias londinenses por excelencia: una visita a un auténtico pub, uno de los de verdad. Aquí te damos un par de consejos sobre cómo aprovechar al máximo la experiencia y evitar incordiar a los lugareños.

 

1. Cómo identificar un pub

Lo típico es que los pubs tengan nombres como The Red Lion, hay alrededor de 600 pubs del «león rojo» en Gran Bretaña y solo en Londres hay 26. Los pubs suelen tener fuera un cartel antiguo colgado con un… ¡muy bien, lo adivinaste! Un león pelirrojo. Hay pubs de todas las formas y tamaños, pero todos tienen 3 cosas en común: un ambiente acogedor, la barra limpia y una amplia gama de bebidas alcohólicas.

 

2. Pedir en un pub

En los pubs no te toman nota ni te llevan las bebidas a la mesa. La única forma que tendrás de beber algo si te quedas sentado/a en la mesa, es que haya una gotera en el techo.

Acércate a la barra, saluda al barman y haz tu pedido. Si tienes suerte, puede que te ofrezcan dejarte una bandeja para comandas grandes, pero yo que tú no contaría con ello.

 

3. ¿Qué beber en un pub?

¡Lo que te de la gana! Es tu dinero y tu hígado. Cerveza, vino, sidra, incluso los refrescos sin alcohol son aceptables en el Londres moderno, que no te de vergüenza pedirte ese zumito de piña. Aunque… si te apetece probar algo que no puedes encontrar con la misma facilidad en casa, prueba una cerveza ale. Si has escuchado rumores sobre las cervezas ale británicas que dicen que no están muy frías y que no tienen mucho gas: son ciertos. No obstante, no por eso están menos buenas o refrescan menos, además, así puedes cambiar la lager de siempre por algo nuevo. La mayoría de los camareros te dejará probar un par de ellas antes de que tomes la decisión final y… hay mucho donde elegir.

Nota: Resiste la tentación de pedir un mojito o un café con leche descafeinado. No pedirías una lasaña en un McDonald’s, ¿verdad? Pues eso, zapatero a sus zapatos.

 

4. ¿Y de comer?

Hasta no hace mucho, la mayoría de los pubs tenían una oferta gastronómica bastante limitada: patatas fritas de bolsa, frutos secos y cortezas de cerdo (hay que cogerles el gusto). No obstante, a día de hoy la cosa ha cambiado y tienen una oferta bastante variada: hamburguesas, salchichas, fish and chips… Estos platos no van a ganar ningún premio pero si has estado dando vueltas por la ciudad todo el día, es una comida rica, abundante y a un precio razonable. Dile al camarero dónde te sientas y te llevarán la comida cuando esté lista.

 

5. Dar propina en un pub

Si quieres darle unos peniques extra al camarero cuando pidas una cerveza ¡adelante, no te cortes! No hay ninguna norma estricta establecida pero, normalmente, la propina les pillará por sorpresa, una sorpresa muy grata por otro lado. Puedes decirles que se queden con el cambio u ofrecerles «one for yourself», lo que básicamente significa que se cobren un par de libras más. Si el pub ofrece servicio en mesa (algunos lo tienen), entonces dejar propina es mucho más común, como si estuvieras en un restaurante (10-15%). El personal del pub añadirá automáticamente la propina cuando sirven a grupos grandes.

 

6. Las colas en los pubs

A los británicos les encanta hacer cola… si pudieran, lo añadirían como una nueva modalidad olímpica, y seguro que se llevaban la medalla de oro a casa. No obstante, por extraño que parezca, en los pubs nunca se ha puesto de manifiesto esta práctica. Cuando llegues al pub, simplemente búscate un sitio en la barra, espera tu turno y reza para que el resto de los clientes tenga algo de sentido del honor. Aunque… si estás en un pub un viernes o un sábado por la noche, que te atiendan puede ser una lotería.

 

7. Hora de cerrar

Hay muchos bares y clubs que abren hasta altas horas de la madrugada, pero el típico pub NO es uno de ellos. La mayoría de los pubs abren sus puertas alrededor de las 11 am y cierran nuevamente a las 11 pm. No sufras, te darán el aviso: a las 10:50 sonará una campana para anunciar que se van a tomar las «últimas comandas» y darte tiempo suficiente para correr a la barra a por la ronda final. Los domingos hay muchos pubs que cierran incluso un poco más temprano, a las 10:30 pm.

 

8. ¿Dónde están los mejores pubs?

Los pubs han estado cerrando a un ritmo alarmante en los últimos años, para convertirlos en oficinas o apartamentos, pero afortunadamente en el centro de Londres, nunca estás más de dos pasos de uno de estos encantadores antros para calmar tu sed.

Intenta evitar los puntos de la ciudad más concurridos, como Piccadilly Circus y Leicester Square. Siempre merece la pena aventurarse un poco fuera de las calles más transitadas para encontrar pubs más escondidos en calles más tranquilas.

Por último, aquí tienes una pequeña lista de recomendaciones para ir empezando, luego ya dependerá de ti si quieres seguir buscando por tu cuenta otras joyitas. ¡Buena suerte!

The Princess Louise – Holborn

Ye Olde Cheshire Cheese – The Strand

The Jerusalem Tavern – Clerkenwell

The Harp – Covent Garden

The Ship & Shovell – Charing Cross

 

Texto original de John Sheerman. Traducción de Violeta Martínez.

SEGUIR DESCUBRIENDOblogs

Back to our blog
#SANDEMANSTOURS

Comments

Add your comment

SANDEMANs últimas noticias